¿Qué es la zooterapia?

Por zooterapia se entiende todos aquellos tratamientos benéficiosos para la salud que se llevan a cabo durante la interacción entre animales y seres humanos. En los últimos años se han llevado a término numerosos estudios que subrayan los efectos positivos de estas terapias con animales. Las mejoras estudiadas pasan por el aumento de la empatía y el desarrollo de relaciones de calidad con otras personas; la reducción de sufrir depresiones; y la propensión a la sensación de bienestar.

Los humanos somos seres altamente sociables que producimos hormonas beneficiosas cuando entramos en contacto con la naturaleza y con los animales que en ella habitan. La dopamina, por ejemplo, es un neurotransmisor que nuestro cuerpo libera cuando interactuamos con un animal, lo que aumenta nuestra sensación de placer y bienestar. Los perros son excelentes compañeros y son una herramienta muy válida en tratamientos con personas que sufren problemas cerebrales o sensoriales. Las terapias con estos animales ayudan en el desarrollo de la capacidad motriz y el tono muscular, por ejemplo.

Zooterapia
¿Qué es la zooterapia?

La endorfina es otra hormona que nuestro cuerpo produce y que nos da una sensación placentera y analgésica. En el torbellino acelerado del ritmo del día a día, observar la actividad de nuestro perro ayuda a que nuestro ritmo cardíaco baje y nos sintamos más relajados. De la misma forma que pasear por el parque, hacer una excursión o cuidar de nuestro jardín o huerto nos produce bienestar, la interacción con perros forma parte de aquellas actividades que hemos ido perdiendo con el ritmo de vida occidental. Recuperar estas interacciones nos acerca un poco más a nuestra historia como especie. Una especie humana que evolucionó en contacto con la naturaleza y los animales. En esta línea, existen terapias con perros enfocadas a personas de la tercera edad que sacan provecho de la suavidad y textura de su piel. El contacto con estas mascotas hace que nuestro organismo genere oxitocina u occitocina, hormonas que reducen considerablemente los niveles de estrés.

El tratamiento con perros también se conoce como caninoterapia. Las personas con parálisis cerebral, esclerosis o enfermedades neurodegenerativas pueden beneficiarse muchísimo de la interacción con perros. Su contacto normalmente incluye actividades al aire libre, siempre en contacto con la naturaleza, lo que convierte estas experiencias en terapias muy completas. Se cree que los juegos y las actividades con perros generan sosiego y equilibrio en las ondas cerebrales, lo que puede producir mejoras en el lenguaje, lo que puede ser muy recomendable para niños con autismo.

En adultos o ancianos, la compañía de los perros es sin duda una opción para luchar contra la sensación de soledad. Su compañía ayuda a combatir el síndrome del nido vacío cuando los hijos se independizan, o ayuda a luchar contra sentimientos de soledad o frustración que pueden aparecer en personas que no han podido tener hijos. Para otros, los perros son un elemento excelente para simplemente socializar y hacer nuevos amigos.

Existen innumerables formas de interactuar con perros. El contacto con estos animales será sin duda un momento de tranquilidad y sosiego en nuestro día a día y favorecerá la socialización y la empatía de amigos y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *